+034 93 735 70 40 (Lunes-Miércoles-Viernes de 10 a 14 h.) info@acebuch.com

Entrevista a Francesc Tagarí. 15 de agosto 1999. El músico. Martín Sheego

,
Entrevista a Francesc Tagarí. 15 de agosto 1999. El músico. Martín Sheego

Entrevista a Francesc Tagarí. 15 de agosto 1999. El músico.

– 5/05/1998  10:00 De: Martín Sheego A: Tagarí

Apreciado Tagarí,

Te escribo para pedirte permiso e iniciar la entrevista que te pedí. Sé que hace tiempo de eso pero tal vez ahora tengas el tiempo para prestarme tu atención y hacerla. Me gustaría que me expusieras como poeta tu mirada sobre el arte o como me explicabas la última vez sobre la música. Cosa que me llamó mucho la atención. Te ruego también tu consentimiento para publicar todo lo que en ella podamos hablar.

Espero tu respuesta.

Martín Sheego.

– 20/05/1998  10:45 De: Tagarí A: Martín Sheego

Hola de nuevo mi querido amigo,

¿Puedo llamarlo así? Defino y defiendo que la música es el fundamento de todo arte. De la locura del mundo real todos sabemos ya suficiente. Posiblemente no podamos eludirla, tiene su propia y desgarradora poesía que algún día sentiremos en primera persona. Nuestra idea de la historia colectiva viene muy bien definida por la Tragedia griega y la cristiana  que comparten el 90% de sus genéticas.

Defino la construcción como un imperativo de la vida. Puede usted utilizar nuestra conversación de la mejor forma que considere.

Un cordial saludo.

Francesc Tagarí

– 20/05/1998  11:05 De: Martín Sheego A: Tagarí

¡Excelente! Si te parece empiezo ya:

¿Música? Que extraño que utilices ese término. El mundo real está sometido a la complejidad. Nosotros los seres imaginados o no ¿podemos definir la realidad? Tal vez sí, ya que nosotros también venimos del colectivo y en cierta forma puede que seamos incluso más reales que nuestros portadores. ¿Música?

Martín Sheego.

– 21/05/1998  11:25 De: Tagarí A: Martín Sheego

Tiene usted razón, pero tal vez no podamos evitarlo. Formamos parte de la autoconstrucción donde el mundo real y el autoconstruido se entremezclan como carne y espíritu.

Francesc Tagarí

– 21/05/1998 11:40 De: Martín Sheego A: Tagarí

Evitable o no donde hay experiencia cabe indagar cosas nuevas pues el conocimiento es equiparable al hecho de encontrar patrones que funcionen para ser utilizados en provecho de la vida. Sólo en la búsqueda de lo nuevo en lo misterioso cabe el error ya que la autoconstrucción es una decisión personal que uno puede tomar o no. Pero ¿a qué te refieres con la idea de autoconstrucción? ¿Y qué es esa idea de la música?

– 30/05/1998  10:50 De: Tagarí A: Martín Sheego

Autoconstrucción en el sentido que necesitamos proyectarnos una imagen de nosotros mismos. En cuanto a la música tiene que ver con eso que usted ha llamado complejidad.

– 30/05/1998  11:05 De: Martín Sheego A: Tagarí

Y para eso están los modelos, entiendo. Pero una imagen de uno mismo se puede interpretar como que acabamos siendo lo que necesitamos encontrar en lo que ya tiene forma en el exterior.

– 7/06/1998  11:01 De: Tagarí A: Martín Sheego

¿Es una pregunta? Si lo es le respondería que tal vez como espejos. Aunque hay que andarse con cuidado con los espejos.  Necesitamos un reflejo para imaginarnos. Tal vez, también, como forjadores de identidades. Los modelos son un punto de apoyo que al final habríamos de hacer transcender hacia lo nuevo creado, o nacido.

– 10/06/1998  11:12 De: Martín Sheego A: Tagarí

Mis disculpas por tardar en responder,

Bien, sí, era una pregunta, yo soy periodista J. En cuanto a los forjadores,  los hay que no tienen forma inicial. Los hay con  una inclinación muy poderosa a rechazar formas estereotipadas y eligen las que les atraen por creer iguales a sí mismo. Los hay que no encuentran reflejo y se inventan a si mismos.

Imaginación, creatividad, construcción, son palabras que visten mucho y llenan poco si no están en el lugar que les corresponde, sino se las utiliza para vivir. ¿Somos una sombra que cabalga sobre un espejo que contiene una imagen difusa? ¿Una imagen que nos sustituirá algún día?

– 14/06/1998  11:24 De: Tagarí A: Martín Sheego

Una imagen a la que daremos nuestra forma o ella a nosotros. Una imagen encontrada en un catálogo o en el fondo donde estamos. Muchas veces en el circo mediático. Bueno le diría que necesitamos esos referentes, cómo íbamos a hacerlo si no.

– 14/06/1998  11:30 De: Martín Sheego A: Tagarí

¿No es algo más que el circo mediático? ¿Y la familia y todas esas cosas?

También quién seremos de nuevo. ¿El camino de lo nuevo no tiene sus riesgos?

Creatividad, ¿sólo es creatividad, se diría, cuando rechazamos el espejo y el fondo para buscar una identidad o bien cuando somos capaces de describir lúcidamente el retrato de nuestros héroes o un autorretrato de nuestra propia identidad engendrada por nuestra propia naturaleza? ¿Es por eso que el arte tiene el valor que tiene?

– 28/06/1998  11:15 De: Tagarí A: Martín Sheego

Sí claro que tiene sus riesgos, estar vivo tiene sus riesgos. Pero la referencia es a lo nuevo no  a lo diferente. Todo esto se refiere a una tendencia hacia la atracción, hablamos de atracción. Nacemos con ella, no podemos quitárnosla de encima, en cuanto te la quitan te destruyen toda humanidad. Es una capacidad que tenemos, es más que una mera emoción.  El arte es el juego consciente y lúdico en el uso de las capacidades.

– 29/06/1998  11:26 De: Martín Sheego A: Tagarí

Hay algo más que riesgos, ¿no crees? Lo nuevo puede ir a destinos de vacío, a abismos de incertidumbre. ¿No puede atraparnos en los delirios y arrastrar con ellos a otros en su destino, secuestrar de hecho el destino de otros. ¿Lo nuevo es una atracción?

– 05/08/1998 11:01 De: Tagarí A: Martín Sheego

Lo nuevo no es una atracción, ejerce atracción, despierta y despliega el rosario de facultades que poseemos. Nacemos con ellas. Desconozco la  respuesta a su segundo rosario de preguntas. Los sueños, los ideales, todo lo proyectado sea un delirio posiblemente. Pero permítame volver a la música, ésta es inspiración, incluso tal vez sólo momento, su origen viene de musa, como museo.

– 05/08/1998  11:26 De: Martín Sheego A: Tagarí

Hablas como si la música fuera otra cosa diferente a producir sonidos.

¿Música e inspiración?

¿Espíritu Santo?

¿Tao, Música y Espíritu Santo? ¿Qué demonios?

– 05/08/1998  11:35 De: Tagarí A: Martín Sheego

Sí, uso la acepción más antigua de ella.

También sí a los diferentes modelos de inspiración que usted sugiere. Y puede que sean demonios. De hecho son manifestaciones de una de las facultades primarias. Así como la atracción tiene que  ver con el apetito que también es una facultad del espíritu humano. De la misma forma la inspiración corresponde a otra de las facultades que es la de la poética y se la puede ver intersectando muy a menudo con facultades como la filosofía y el método, aunque puede intersectar con todas nuestras facultades. Distintas culturas han dado forma a la inspiración como una solución a la sensación de ir por el camino adecuado u obtener miradas que les permitan avanzar aun incluso entre los laberintos dela oscuridad.

– 05/08/1998  11:38 De: Martín Sheego A: Tagarí

¿Son todas válidas?

– 05/08/1998  11:50 De: Tagarí A: Martín Sheego

¿Cómo si son válidas? En su momento supongo que lo fueron (en algún momento tendríamos que hablar sobre esa costumbre nuestra de usar el verbo ser de forma tan irresponsable), aunque como en ellas se encuentra una facultad primaria de nuestra materia y como ésta está organizada, han de poseer elementos suficientemente universales como para utilizarlos de partida en proyecciones para nuevos métodos. Son por decirlo de algún modo nuestras entidades con ser, porque son las más inmutables. Para los retos de esta nueva humanidad que ya se siente habitante del planeta significaría que todos somos iguales en el Ser.

– 05/08/1998  12:15 De: Martín Sheego A: Tagarí

¿Tragedia griega y religión. El cristianismo y su tragedia?

La idea del Espíritu Santo tal vez tenga su propia belleza, pero no está hecha para la exploración en solitario, sino como guía para el bienestar del “pueblo” de Dios. Como hoy en día el bienestar de los pueblos de occidente depende de otras guías más laicas, ¿Insisto tienen cabida hoy la inspiración?

– 07/08/1998  11:01 De: Tagarí A: Martín Sheego

Tal vez sea usted demasiado romántico.

– 07/08/1998  11:26 De: Martín Sheego A: Tagarí

¡Ja!

¡Conócete a ti mismo rezaba un santuario!

– 07/08/1998  11:30 De: Tagarí A: Martín Sheego

Demasiada búsqueda de uno mismo. Tampoco hay tanto que conocer, lo que hay que hacer es reconocer nuestras facultades y dar contenido a sus capacidades pues es el único Ser del que disponemos.

– 07/08/1998  11:40 De: Martín Sheego A: Tagarí

Mi querido Tagarí,

Tienes la cualidad de hacerme remover como un cangrejo agazapado entre las rocas. Pero no puedo evitar defender la idea de la identidad, de que tengamos que construirnos a nosotros mismos porque de lo contrario lo hacen otros. Pero hay algo en tus palabras que me inquieta. Tanto tiempo he mirado de situarme en una postura, que si al cobijo de una identidad colectiva, que si al calor de los preceptos y la guía para dar sentido a la vida y dar explicación a mis dudas o que si buscar mi propia identidad. La necesidad de ser en definitiva.

¿Demasiada búsqueda de uno mismo?

– 07/08/1998  12:20 De: Tagarí A: Martín Sheego

Hay en todo esto demasiado “somos” de por medio. Ya le insinué que es necesario hablar del verbo ser con más seriedad.

Sólo respondo a sus preguntas tal y como yo intento construir mi propio camino. Pero entiendo que el SER tiene un valor universal y nunca individual. De nada sirve SER individualmente. Individualmente se EXISTE. Si usted quiere es otra forma de sentir el ser, sólo que es más pragmática. El Ser es algo que habría que tomar con mucha delicadeza y en dosis pequeñas de lo contrario puede hacer mucho daño. Porque son los objetos, lo que se cierra, lo que tiene una identidad cristalizada. Pero lo que existe y tiene conciencia de su existencia apenas puede definir un ser en tránsito. Pero perítame cambiar el rumbo de nuestra conversación. Aunque antes le invito a que conocer esto:http://ftagari.blogspot.com.es/2014/09/la-frontera.html

La unidad múltiple. El todo y las partes. ¿Es más el todo que la suma de las partes?

Tal vez cuando cambiemos esa percepción del mundo tengamos una oportunidad para un nuevo salto de conciencia.

– 07/08/1998  12:50 De: Martín Sheego A: Tagarí

Querido amigo,

¿Quién hace la entrevista a quién?

Gracias de antemano por tu sinceridad y tu mirada. Me sorprende hablar con alguien que no sigue el guión y sin embargo dé tanta coherencia a su discurso. Me remueve y eso a veces no me gusta pero veo luz hacia donde apuntas y donde hay luz yo me muevo como las polillas hacia las linternas.

Pensaré en todo eso del “SER”, te lo prometo.

He de dejarte, se me hace tarde.

12/08/1998  11:01 De: Tagarí A: Martín Sheego

Querido Martín,

Usted adolece tal vez de la enfermedad del filósofo con su preocupación eterna sobre el ser y el soy y eso puede llevarlo al humor negro, a la melancolía. Ándese con cuidado con la melancolía, a veces es un refugio dulce, pero otros conduce al país de la evanescencia. Como el vino hay que usarlo con fines muy concretos y no dejarse atraer por sus vapores.

– 12/08/1998  11:26 De: Martín Sheego A: Tagarí

En eso he de darle la razón, y es algo que no me gusta, no el hecho de darle la razón, si no esa emoción amarga como el ajenjo que trae el conocimiento de la realidad. Pero ¿Tendríamos que ignorarla?

– 12/08/1998  11:35 De: Tagarí A: Martín Sheego

No, no se trata de ignorarla, pero la realidad en el fondo no es tan complicada, no hay tantos misterios. La realidad es como un gato mojado. Básicamente la realidad es lucha para obtener la parte de pan que uno cree que le pertenece. Los hay que se conforman con lo justo y los hay que no sacian jamás. Esto nos lleva de nuevo, permítame que vuelva a nuestro tema, a la idea de las facultades y capacidades. Una facultad es  el poder, el derecho para hacer algo según una de las definiciones del castellano. Una capacidad es la propiedad de una cosa de contener otras dentro de ciertos límites y también aptitud, talento, cualidad que dispone a alguien para el buen ejercicio de algo. Que de hecho se pueden reducir a contener. Luego, si me permite extenderme un poco en todo esto, estamos ante un volumen determinado para ejercer un poder y un derecho. De entre las facultades que se pueden tener en cuenta como primarias  (tal vez me deje alguna) yo propongo las siguientes categorías: CREACIÓN, MÉTODO, MIRADA, EMPATÍA E INGESTA.

Estas facultades tienen un volumen de capacidad que como un estómago puede ser llenado más o menos con o sin menoscabo de atrofia. El apetito, la atracción, el deseo se encuentra en la facultad de ingesta, por ejemplo. El principio de injusticia (o de justicia) se fundamentaría en la facultad de empatía (o en su opuesto), en la que se devora lo que en otro lado se puede necesitar sin importar el desequilibrio que esa acción compulsiva pueda crear. Otro problema a tener en cuenta y forma parte indispensable de la formación del Músico, es el aislamiento a que una educación parcelaria nos está llevando, desarrollando más unas facultades que otras en un exceso de híper especialización.

– 12/08/1998  12:10 De: Martín Sheego A: Tagarí

Permíteme insistir sobre lo anterior:

Tanta veces me he encontrado con ese fantasma. Lo conozco y hasta podría describirlo con todo detalle. Entra por las puertas de los conflictos, tiene entradas por allí donde el ser duda de su propia capacidad, entra por el desprecio y la marginación del ser olvidado por falta de tiempo, que se yo. Cuantas veces me ha cubierto con su manto para calmar el terror de ver la verdad de la condición humana. ¿Pero es mejor no conocer? A tu músico lo veo como un refugio con la coraza de una nueva fe.

– 24/08/2014  11:10 De: Tagarí A: Martín Sheego

Hace usted bien en llamarlo fantasma, porque es justo lo que es, un espectro, un ser muerto que aún no sabe que ya no existe y que se ha enganchado como un parásito a nuestro espíritu y lo interpreta. Yo apenas ya me acerco a esas puertas pues en cuanto siento el frío de la melancolía me doy media vuelta. Media vuelta al error de Platón. Personalmente no he renunciado a la poesía por una verdad fuera del mundo. El símbolo, para ser más precisos, no debería poblar del universo poético por que la poesía tendría que estar en imitar a la naturaleza y traspasarla, no en reflejarla, no es “Algo” visto a través de…, la poesía es una nueva naturaleza que emerge con la aspiración de quedarse y transformar. Habría que relativizar el Ser con las conquistas del Estar.

Estar llenando nuestras facultades de forma proporcionada y haciéndolas interactuar entre ellas en un ejercicio de creación. No importa la cantidad de volumen que seamos capaces de llenar pues cada cual en su poder de medida verá completar su existencia. El ser de alguna forma trae la lucha por la competencia, como si eso fuese posible. El estar trae simplemente la capacidad. Haríamos bien, creo, en exorcizar al fantasma del ser y dar la oportunidad a la construcción del  espíritu que existe, así daríamos existencia al espíritu.

– 24/08/1998  11:50 De: Martín Sheego A: Tagarí

¿Así pues dónde queda el filósofo?

– 24/08/1998  12:05 De: Tagarí A: Martín Sheego

El filósofo solitario es un ser errante; un caminante de la frontera, de los suburbios, un desterrado a la frialdad del mundo exterior. Navega entre la nada atado a su cordón umbilical como un astronauta fuera de su nave con un espejo entre sus manos.

Mire usted Martín, el poeta no está atado a la búsqueda de la verdad. Porque el poeta sabe que la única verdad que existe es la que uno es capaz de crearse.

¿Un refugio? No, un nuevo camino bajo el sol, lejos de las penumbras y las sombras de la cueva donde habitan los seres de las sombras.

¿Una coraza, una nueva fe? Si, por que ha llegado la hora de volver a construir un nuevo horizonte de esperanza. Un proyecto por el que merezca la pena vivir y morir lejos de los viejos modelos de la identidad.

– 24/08/1998  12:30 De: Martín Sheego A: Tagarí

¿El camino del músico? ¿Es más el todo que la suma de las partes?

– 26/08/1998  11:00 De: Tagarí A: Martín Sheego

El camino del constructor de posibilidad de existencia. Porque todo funciona en conjunto. Porque el todo es algo más que la mera suma de las partes. Porque el todo es a la vez la suma de las partes. Porque no hay todo sin todas las partes. Y TODA MULTIPLICIDAD ES ÚNICA E IGUAL.

Mi querido amigo. Ha sido un placer conversar con usted.

Un abrazo.

Francesc Tagarí

– 24/08/1998  11:35 De: Martín Sheego A: Tagarí

Querido amigo para mí también ha sido toda una experiencia.

Hasta muy pronto.

Un abrazo.

Martín Sheego.

Habilidades

,

Publicado el

15 agosto, 1999

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest