+034 93 735 70 40 (Lunes-Miércoles-Viernes de 10 a 14 h.) info@acebuch.com

En el arte el primero que se ha de crear es el artista a si mismo. El artista no nace. El artista es una ficción. El artista no ocupa todo el ser de una persona. El artista es un artificio que marca la diferencia entre lo real y la proyección fantástica, dos aspectos que siempre van ligados. Tagarí otorgó al artista la potestad del creador para separar facetas vitales que a menudo no deberían estar mezcladas, de esa forma Tagarí puede quedar al margen de las tiranías y obsesiones demiurgicas que todos llevamos dentro. Ser artista no es más que un porcentaje del ser humano, hay otras cosas que forman la estructura psicológica humana y ningún aspecto debería predominar sobre el otro, pues el equilibrio es el mejor antídoto a la locura. Pero el artista es el más trabajador. Quien tiene un artista trabajador dentro suyo tiene todo lo necesario y de no tenerlo se tiene la capacidad de inventarlo.

Martín Sheego. 2012